Reformar la gobernanza

De la necesidad de una reflexión común sobre el potencial de la Civic tech en el OuiShare Fest Barcelona 2016.

Tecnologías cívicas (Civic Tech). Según Omidyar Network, desde 2013 hasta 2015, el interés, las discusiones, acciones y afiliaciones a la Civic Tech han crecido exponencialmente. Lo que se ve claramente también es que aunque las tasas de crecimiento son positivas son relativamente bajas: El sector Civic Tech es, todavía, muy desconocido. Se necesita conectar la Civic Tech con su población de estudio.

Aunque el nombre de Civic Tech suene (y eso es un primer paso), la gente no sabe definirlo de manera clara. Primero, porque nosotros tampoco estamos seguros de definirlo bien. La Civic Tech se investiga y utiliza por una pequeña minoría (intelectual). ¿En qué medida podemos decir que la definición propuesta es  representativa y está consensuada por la opinión pública? En efecto, aunque se trata de la capacitación del ciudadano medio, gracias a la tecnología, de influenciar su sistema político queda aprovechar esta oportunidad en Europa.

civic-tech-768x768

Y ese es el problema que más me preocupa,  ¿Cómo podemos llegar a la gente e incluirla en el proceso político, empoderarla a sostener su participación? ¿Cómo podemos movilizar (a largo plazo) a la población para que actúe sobre su sistema político? ¿Cómo democratizar la cultura digital y el uso de la Civic Tech?

Lo que aprendí, a través de mis estudios de políticas y sociología es que, en la mayoría de los casos, los seres humanos se relacionan a través de incentivos. Los incentivos de interés sobre este tema son los siguientes: el dinero y el poder y, más específicamente, la seguridad y la atención. Estos incentivos son el punto de entrada de la participación ciudadana: Nuestras necesidades y deseos nos empujan a conectar con otros.

Estas dinámicas sociales de participación se estudian en la academia de manera separada pero están fundamentalmente relacionadas en realidad. Así, relacionar la Economía y la Política, combinarlas en la reforma de la Ciudad, en el estudio y el uso de la Civic Tech es clave en su democratización, expansión e impacto. Es una oportunidad de expandir el foco para abrir el debate y enriquecer la reflexión sobre cómo alcanzar una sociedad colaborativa.

Y es por lo que OuiShare Fest Barcelona 16’ es pionero. Por primera vez, en un festival de economía colaborativa, se integra la política colaborativa; se dedica tiempo a discutir y debatir sobre los retos del uso de la tecnología para la reforma de la gobernanza porque nos impacta a todos de manera diaria.

Es un evento que  marcará un antes y un después ; destaca la toma de conciencia en la necesidad de coordinar fuerzas para proporcionar soluciones transversales a nuestros problemas transversales.

Así, dentro de OuiShare Fest Barcelona 16’, en el track Civic Tech, propongo estudiar dos retos salientes de la Civic Tech para articular su futuro en un workshop.

  • El primero es el de la transversalidad de la Civic Tech y de la reforma de las instituciones. ¿Cómo pueden coordinarse la ciudad, la economía y la política para alcanzar una sociedad colaborativa? Después de su keynote, Francesca Bria – Comisionada de Tecnología e Innovación digital del Ayuntamiento de Barcelona – discutirá sobre estos temas con Tomas Diez – Fundador del Fab City Research Laboratory -, Mayo Fuster Morrel – Director de Investigación de economía colaborativa en Dimmons – y Pablo Sarrias – CEO de la empresa de democracia digital Open Séneca
  • El segundo reto, es el de la participación ciudadana. ¿Cómo podemos (1) fomentar la confianza en masa; (2) atraer y capacitar al ciudadano para participar; (3) sostener la movilización ciudadana en el tiempo? Después del keynote de Simona Levi, reflexionará Yago Bermejo Abati – del MediaLab Prado, Antoni Gutierrez – fundador de la iniciativa Apps4Citizens -, Domenico Di Siena – instigador de la comunidad CivicWise -, Virgile Deville -co-fundador de Open Source Politics, Democracy OS y fundador Democracy Earth Europa- y Xabier Barandiaran -Director de innovación democrática del Ayuntamiento de Barcelona-.

¡Nos vemos el día 26 de Octubre!